Cost, Insurance and Freight = Costo, Seguro y Flete. La segunda regla INCOTERMS® más usada en la logística marítima y fluvial. En esta entrada explicaremos en qué consiste y cuáles son sus alcances en cuanto a costos y responsabilidades para cada parte involucrada.

Anteriormente, vimos cómo trabajar en FOB puede facilitar los trámites al vendedor y traer beneficios al comprador para las negociaciones con los diferentes agentes en la cadena logística.

Así como la regla INCOTERMS® FOB, CIF también es considerado cuando el transporte principal se da por vías navegables. La transmisión de costos y la responsabilidad frente a los trámites y documentación, puede entenderse como una forma invertida de FOB, dado que el cambio principal se encuentra en quién paga el flete y seguro internacional.

Con la siguiente ilustración podemos ver hasta dónde se considera la intervención de cada parte en la operación:

Distribución del Riesgo:

El vendedor transfiere el riesgo y responsabilidad sobre la mercadería en el momento en que la mercadería aborda la embarcación que realizará el transporte internacional, sea marítimo o fluvial. Aunque es el vendedor quien contrata el seguro hasta el puerto de destino, si algo ocurre con la carga cuando el barco esté navegando, quien debe hacer todos los trámites ante la aseguradora es el comprador, pues el riesgo ya ha sido transferido.

Distribución del Costo:

El vendedor asume los siguientes costos: preparación de la mercadería para su exportación, fletes internos, gastos por trámites de liberación aduanera en el país de origen, depósitos temporales, gastos portuarios y de naviera, flete internacional y seguro de carga hasta puerto de destino.

Por su parte, el comprador corre con todos los costos desde la descarga de la nave y hasta la llegada de la carga a su almacén. Asimismo, es responsable de realizar los trámites de desaduanaje (liberación aduanera) en destino, para efecto de los cuales el vendedor debe entregar toda la documentación pertinente.

Si consideras ser un exportador frecuente, es conveniente que conozcas el precio de tus productos en términos FOB y en términos CIF para los destinos que consideras serán de mayor demanda. Podrías negociar el costo de los fletes y seguro de modo que tú y tus clientes se beneficien de los acuerdos, así como acceder a aquellos mercados donde no sea habitual comprar bajo otra regla INCOTERMS®.